Adicción a la cocaína

Tratamiento para la adicción a la cocaína

¿Cuánta cocaína debes consumir para convertirte en un adicto? ¿Cuánta cocaína puedes consumir antes de que te mate ¿Vale la pena el riesgo?

El consumo de cocaína puede convertirse en un hábito compulsivopara algunos haciendo difícil completar cualquier tarea diaria. El uso compulsivo puede generar deudas o empobrecimiento, pérdida del trabajo así como dañar las relaciones con los familiares y amigos. Al participar de nuestro programa de recuperación en Casa Palmera, vas a encontrar que nuestro objetivo es no solo curar tu salud física sino también tu salud mental y espiritual.

Llamamos a lo que acabamos de mencionar, nuestro enfoque holístico de recuperación de la dependencia de cocaína. A través de este enfoque apuntamos a todos los aspectos de tu vida con la esperanza de que recuperes el equilibrio perdido y liberes tu mente de cualquier pensamiento y hábito negativo.

Cada una de nuestras instalaciones en Casa Palmera, resalta nuestro deseo de crear un ambiente pacífico y sanador para ti. Nuestras instalaciones fueron diseñadas por expertos en feng shui e incluyen un jardín para la meditación, huerta orgánica, jardín de especias, un lago koi y cuartos relajantes para nuestros residentes. Estas acogedoras instalaciones junto con una gran variedad de clases, te ayudan a poder ver a través del estrés de la vida, centrarte en tu cura y en descubrir tu lugar en el mundo.

Lo que debes saber sobre la adicción a la cocaína:

La cocaína es un estimulante altamente adictivo. Es el estimulante más ampliamente abusado en los Estados Unidos. Esta potente droga afecta el sistema nervioso central (al detener la reabsorción de la dopamina, un mensajero químico) y puede durar entre 20 minutos a varias horas. La duración del efecto depende de la dosis, pureza y forma de administración.

La cocaína (también conocida como “crack” en su forma de pasta base) se obtiene de las hojas de la planta de coca. Originariamente esta droga se encontraba en los países de Perú y Bolivia donde las hojas de coca son masticadas para lograr los varios efectos de la cocaína. Esta droga puede ser inyectada, aspirada o fumada. La cocaína da lugar a lo que puede ser descripto como un aumento de energía y un estado eufórico de alegría. Se usa también en medicina como anestesia tópica, específicamente en el tratamiento de la nariz, garganta y cirugía ocular.

Los signos de la adicción a la cocaína

Aunque al principio el consumidor puede ver solo los efectos positivos del uso de cocaína (más energía, alerta mental y conversacional) el cuerpo no reacciona en forma tan positiva. Aumento de la presión arterial, de la temperatura corporal y del ritmo cardíaco son solo algunos de los efectos negativos del consumo de cocaína. Si uno se convierte en un adicto a la cocaína, o toma una sobredosis, los efectos colaterales son horribles, tales como la paranoia, temblores, taquicardia y vértigo. Algunos signos a observar en alguien que tú puedes pensar que consume cocaína son:

  1. Disminución del apetito
  2. Euforia
  3. Pupilas dilatadas
  4. Aumento de la temperatura corporal
  5. Estado mental alerta
  6. Ojos saltones y enrojecidos
  7. Aumento de la presión sanguínea
  8. Vasoconstricción (constricción de los vasos sanguíneos)
  9. Disminución del interés en actividades que previamente le eran placenteras
  10. Necesidad de consumir más y más de la misma droga para lograr la misma “sensación”.

Estás luchando con la adicción a la cocaína? Casa Palmera reconoce la seriedad de este trastorno y busca ayudarte. Al incorporar nuestros cuatro elementos básicos: médico/psicológico, estilo de vida, medicina complementaria y medioambiente, creemos que podemos ofrecerte una mejoría general de tu salud.

¿Qué causa la adicción a la cocaína?

La adicción a la cocaína puede ser causada por distintas variables. El impacto de cada variable depende de cada individuo y justamente por ello es que puede variar. Algunas causas comunes incluyen:

  • La personalidad contribuye al despertar del consumo de cocaína. Alguien con un trastorno psicológico, alguien que fácilmente se enoja o tiene falta de control sobre sí mismo se encuentra generalmente en riesgo de caer en la drogadicción. También alguien con ansiedad, soledad o algún otro conflicto emocional tiende a poseer una posibilidad mayor de desarrollar una adicción. En estos casos la cocaína es utilizada para intentar manejar estos problemas y cubrir el estrés.
  • La formación biológica de las personas afecta la tendencia a la drogadicción. Un familiar cercano drogadicto puede generar una tendencia al consumo en familiares cercanos.
  • La naturaleza adictiva de la cocaína es una de las razones por la cual mucha gente abusa de este estimulante. Para mucha gente el uso de cocaína es un hábito compulsivo. Al consumirla, quien la toma entra en un estado de euforia pero al ir desapareciendo el efecto de la misma, surge un deseo incontrolable de consumir más y así el adicto vuelve a consumir. Este círculo vicioso es difícil de detener, en la mayoría de los casos la situación se torna tan terrible que más y más cocaína es consumida cada vez para lograr el mismo efecto eufórico.

Para mucha gente atrapada en el círculo vicioso del consumo de cocaína, la ayuda no es ofrecida lo suficientemente rápido. En poco tiempo las finanzas están en ruinas, las relaciones penden de un hilo y la salud física se encuentra al límite. En este punto puede parecer que no hay esperanzas mientras la adicción sigue su curso, en Casa Palmera creemos que todavía sí hay esperanzas. Nuestro equipo de profesionales ha visto numerosas recuperaciones y se ha dado cuenta de que todavía hay un camino para la recuperación.

¿Cuáles son los efectos de la adicción a la cocaína?

El uso crónico de la cocaína puede ocasionar fallas en las células cerebrales debido a los fuertes desequilibrios en los niveles de neurotransmisores que intentan compensar los extremos fluctuantes. Esto resulta en la desaparición de los receptores de la superficie celular y la posterior la reaparición resultando en modo errático de trabajo “prendido” y “apagado”. El consumo crónico de cocaína frecuentemente lleva a mayores estados de depresión y puede conducir a múltiples tratamientos a lo largo del tiempo. El uso de cocaína por largos períodos de tiempo tiene múltiples consecuencias para la salud, más peligroso aún si está asociado a riesgo cardíaco pre- existente. Algunas de las consecuencias del consumo de cocaína incluyen:

Efectos físicos

  • Ataques cardíacos
  • Inquietud
  • Dolor de cabeza
  • Sinusitis, ronquera, irritación nasal
  • Bronquitis
  • Defectos de nacimiento cuando es consumido por una mujer embarazada, abortos naturales
  • HIV, Hepatitis A y B (causado por compartir agujas)
  • Nauseas

Efectos emocionales

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Paranoia
  • Alucinaciones
  • Humor inestable

Efectos de la abstinencia de la cocaína

  • Fatiga, insomnio
  • Aumento del apetito
  • Anxious
  • Pensamientos suicidas
  • Deseos angustiosos
  • Depresión

Cuando hablamos de abstinencia de la cocaína no podemos hablar de síntomas físicos asociados como en otras drogas o el alcohol. Un nivel muy alto de deseo y depresión están presentes y esta sensación puede durar meses. Para lograr una recuperación total de la dependencia de la cocaína, recomendamos un tratamiento profesional para la adicción de la cocaína en un centro habilitado de tratamiento.